Envío gratis a partir de $300.000

¿Cuándo usar gafas de descanso?

¿Cuándo usar gafas de descanso?

Sin lugar a dudas, la tecnología se ha convertido en una parte fundamental en nuestra vida diaria. Hoy en día, casi para todas las actividades cotidianas, tenemos que mirar una pantalla.

Bien sea para el estudio o el trabajo, o simplemente para el entretenimiento al mirar una película o nuestra serie favorita, la mayor parte del tiempo exponemos nuestros ojos a las pantallas. Es por eso que, posiblemente, estés necesitando utilizar unas gafas para descansar tu vista de todas estas actividades cotidianas.

Así que, en el artículo de hoy hablaremos acerca de las gafas de descanso. Te contaremos cuáles son sus características principales y en qué casos se deberían utilizar. Además, te brindaremos algunos consejos sobre cómo cuidar tu vista en un entorno tan saturado visualmente.

¡Quédate con nosotros para conocer todos los detalles! 

 

¿Qué son las gafas de descanso?

En la actualidad, el uso de las gafas de descanso se ha generalizado debido a las condiciones que nuestros ojos deben enfrentar día a día. La situación más común para gran parte de la población es estar en frente de una pantalla durante periodos extendidos todos los días.

Esta exposición continua a las luces azules de cualquier tipo de pantalla, ha despertado la preocupación de los profesionales de la salud visual, al identificar las consecuencias negativas que pueden provocar esta situación que, además, es cada vez más común en las personas. Y precisamente, a manera de solución, se han creado las gafas de descanso.

Cuando hablamos de gafas de descanso nos referimos a un tipo de lentes sin fórmula, es decir, aquellos que no están indicados para mejorar la visión y que no cuentan con ningún tipo de graduación, sino simplemente para descansar los ojos.

Los lentes de descanso se utilizan principalmente cuando existe mucha interacción con pantallas, usualmente en actividades académicas y laborales.

Para ofrecer un descanso visual efectivo, estos lentes cuentan con un tratamiento antirreflejo o un filtro de luz azul, que permite regular el exceso de luz azul que reciben los ojos minimizando el esfuerzo que deben hacer para enfocar. Y precisamente, de esta manera es posible reducir la fatiga visual.

 

¿Cuáles son los síntomas que indican que debes usar gafas de descanso?

La consulta con el oftalmólogo o con el optómetra siempre será la mejor manera para definir con exactitud cuál es la situación de tus ojos y qué acciones debes implementar para cuidarlos.

Sin embargo, a continuación, te contamos cuáles son los principales síntomas que pueden indicar que sufres de fatiga visual y que podrías necesitar lentes de descanso. ¡Presta atención!

●       Ojos rojos

Este es, tal vez, el síntoma más común del cansancio visual, puesto que, pasar largos periodos mirando una pantalla puede producir irritación en los ojos.

●       Ardor en los ojos

Al estar mirando una pantalla por mucho tiempo, los ojos comienzan a resecarse debido a la disminución del parpadeo, generando ardor.

●       Dolor de cabeza

Principalmente cuando pasas varias horas frente a una pantalla.

●       Tensión ocular

Comienzas a sentir los ojos tensos, e inclusive, con una temperatura más elevada.

●       Dolor en los ojos

Además del ardor, estar expuesto a la luz azul puede provocarte dolores fuertes en los ojos.

●       Lagrimeo constante

Se producen más lágrimas para lubricar los ojos al no parpadear constantemente cuando miramos una pantalla.

●       Molestia y sensibilidad hacia las luces

Llega un punto en el que tus ojos no soportan la luz de una pantalla.

Si has experimentado algunos de estos síntomas, lo más recomendable es que asistas de inmediato al oftalmólogo u optómetra para solicitar un diagnóstico de tu situación. Probablemente te recomiende utilizar lentes de descanso.

 

Consejos prácticos para descansar la visión en tu día a día

Además de contar con unas gafas de descanso, es importante que comiences a cuidar tus ojos implementando ciertas prácticas. ¡Toma nota!

 

●       Toma pausas

Mientras estás frente al computador, tu visión permanece enfocada, tu parpadeo disminuye y comienzan a resecarse tus ojos. Cada cierto tiempo intenta cambiar el enfoque; mira hacia otros lugares lejanos, parpadea más seguido para hidratar los ojos y relajar los músculos oculares.

●       Mejora tu postura

Cuando trabajas con una postura adecuada, es decir, con la espalda, el cuello y los músculos relajados, fluirá de una mejor manera el oxígeno hacia los ojos.

●       Descansa

Los ciclos de sueño son fundamentales para reducir la fatiga ocular.

●       Medita

Implementar alguna práctica de meditación puede ser de gran ayuda para mantener tus ojos saludables. Cerrar los ojos unos minutos y respirar te ayudará a relajarte en tu jornada.

Recuerda que puedes solicitar un crédito de libre Inversión. Llévate hoy, el dinero que necesitas y retíralo donde tú elijas

Ahora que ya sabes lo perjudicial que puede ser el exceso de luz azul y la fatiga visual excesiva, es momento de tomar cartas en el asunto y comenzar a cuidar tus ojos. Además, de los buenos hábitos, los lentes de descanso serán una excelente pieza para complementar el cuidado de tus ojos.

 

 

 


Carrito de compra (0)

Su carrito actualmente está vacío.